angeles

Buscar información sobre Angeles, formas de contactarlos y más

Buscar en Internet

    Revistas   Monografías   Clasificados





rss feeds RSS / /

ARCANGEL METATRON

En el mundo de los místicos judíos,es el más alto de los ángeles a pesar de no mencionarse en las Escrituras.

El significado de su nombre nunca se ha explicado satisfactoriamente aunque una interpretación es "uno que ocupa el trono al lado del trono Divino". También podría derivarse del latín 'metator', es decir, el guía o maestro.

Se dice que Metatron ha sido el mismo profeta Enoch que subió al Cielo y se transformó en un ángel de fuego, con treinta y seis pares de alas, (según varias fuentes tradicionales) para continuar sus días como un escriba celestial.

Metatron también se ha identificado como el Ángel Liberador y el que guió a los hebreos a través de su travesía de cuarenta años en el desierto.

Así como Dios tiene muchos nombres también se pensaba que Metatron tenía muchos nombres: Yahoel, Yofiel y Surya son unos de sus otros nombres. Sentándose al lado de Dios, Metatron, el ángel del trono con 72 nombres, evaluaba los hechos buenos y malos de Israel.
Un místico dijo que Metatron lleva las oraciones judías a a través de 900 cielos a Dios.

También ha sido conocido como el eslabón entre el mundo humano y el divino. Seg ún la Kabala Judía, es el ángel guardián de los niños de Israel a merced del desierto.

Su equivalente femenino es Shekinah.

Tiene un hermano gemelo que es Sandalphon. Por otro lado se lo asocia a la divinidad como el ángel supremo de la muerte, a quien Dios da las órdenes diarias acerca de las almas que deben ser conducidas hacia los cielos.

Luego de llevada a cabo esta tarea, que muchas veces es delegada en sus subordinados Gabriel o Miguel, Metatron acoge a los espíritus en el Paraíso y es particularmente el guía, protector y maestro de los niños prematuramente muertos o de muy corta edad.

Se cree que los llamados Angeles de la Guarda no son más que delegados de Metatron en la tierra, dejando él a su cuidado a los niños y adultos hasta el día de su muerte y posterior juicio o ascenso al cielo.
Por Yelitza Rios