angeles

Buscar información sobre Angeles, formas de contactarlos y más

Buscar en Internet

    Revistas   Monografías   Clasificados





rss feeds RSS / /

Angel Guardián: Sealiah

GENIO NUMERO: 45
Se sitúa en la esfera de Tiphereth.

SIGNIFICA: "Motor de todas las cosas".

ESENCIA QUE APORTA: Motor. Voluntad continuadora.

Fecha en la que rige: 29 de Octubre al 2 de Noviembre
Jerarquía: Virtud
Planeta que rige: Sol
Color: Dorado
Metal: Oro
Piedra: Diamante

La esencia de Sealiah, ese motor, permite poder seguir avanzando incluso cuando nos vemos atascados, es por tanto la persona nacida bajo la influencia de Sealiah una que nunca se detendrá, sean cuales sean los obstáculos, incluso cuando el cansancio se haga patente seguirán adelante.

Sealiah levanta a los que se han visto humillados y sometidos y en el interior realiza una función reguladora de manera que aquellos aspectos que han subido demasiado los baja y los que han bajado en exceso los eleva, manteniendo las proporciones.

Es también el ángel de la salud, de entre todos el que más, debido a que es el representante de Tiphereth, séfira que rige el corazón, motor que posibilita la circulación sanguínea. Los nacidos en los grados regidos por Sealiah serán portadores de buena salud y talismanes para los enfermos.

Por último, a la persona nacida bajo esta influencia le gustará instruirse, dispondrá de los grandes medios y tendrá muchas facilidades. Esta energía a su disposición posibilitará que descubra su auténtico Yo Divino y darán tremendo impulso. Será en ese momento cuando aparezcan estos medios que le llevarán a la realización de su programa trascendente.

Oración

SEALIAH, Señor, me encuentro maduro como un Sol
que necesita derramar su simiente por el Universo,
y debes ayudarme
para que de mí no se desprendan
las virtudes indiscriminadamente,
sino que salga tan solo de mi esfera luminosa
aquello que es útil al discurrir de la Obra del Eterno.
Haz Señor SEALIAH, que a través de mí puedan encontrar su plenitud
los que están movidos por un afán de servicio,
y que gracias a mi acción, madure
la buena simiente.
No permitas, ¡Oh SEALIAH!
que mi temperamento se exprese con exceso,
que sean demasiado tórridos los veranos,
ni demasiado fríos mis inviernos.
Permíteme, Señor, actuar siempre al unísono
del latir cósmico,
y que todo encuentre a través de mí
su perfecta órbita,
su perfecta línea de Universo.



Por TodoAngeles.com