angeles

Buscar información sobre Angeles, formas de contactarlos y más

Buscar en Internet

    Revistas   Monografías   Clasificados





rss feeds RSS / /

Angel Guardián: Vehuel

GENIO NUMERO: 49
Se sitúa en la esfera de Netzah.

SIGNIFICA: "Dios grande y elevado".

ESENCIA QUE APORTA: Elevación o grandeza.

Fecha en la que rige: 18 al 22 nov
Jerarquía: Principado
Planeta que rige: Mercurio
Color: Blanco,Gris y Verde
Metal: Mercurio
Piedra: Agua Marina

Esta esencia sirve para elevarnos, hacernos grandes y recordar nuestra trascendencia. Elevar el alma a su origen. Esto se realizará porque al penetrar esta esencia, la persona prescinde del deseo para de una forma consciente implantar la sabiduría suprema sobre la tierra. Se puede decir que la esencia de Vehuel es el mejor antídoto contra las bajas pasiones. Los nacidos en sus horas no necesitarán convencer sobre esto, su sola presencia bastará. Se puede decir que son útiles para la regeneración del hombre sobre la tierra.

También sirve este genio para alabar a Dios, por la admiración que llegan a sentir sus influenciados por él. Esto se produce por un conocimiento que irrumpe de repente en sus mentes y provoca una fuerte emoción. Le reconocerán como la primera causa de la vida. Son, por tanto, personas que se elevan gracias al talento y virtudes y ello puede convertirles en esos grandes personajes que abrirán los caminos de la nueva inteligencia, de la nueva era. Tendrán un alma sensible y se distinguirán por sus buenas acciones.

Influye sobre literatura (da escritores de vanguardia), jurisprudencia y diplomacia. Estos pueden ser "el justo entre los justos" y quedará siempre plasmado con su actitud en la vida.

Oración

Señor VEHUEL:
Vuelca mis aspiraciones hacia lo elevado,
hacia lo que es noble y digno de tu santo nombre.
Permíteme, Señor, elevar hacia tu altura
las criaturas que se acercan a mí;
permíteme que sientan en mi aliento
el sabor de tu transcendencia.
Orienta mis pasos hacia las montañas
y no hacia los valles;
hacia las cimas inaccesibles,
más allá de las nubes,
hacia el puro éter del cielo.
Haz que brillen en mí las virtudes,
no para decorar con ellas mi vanidad,
sino para testimoniar, Señor,
de tu esplendorosa presencia.
No permitas que pueda ser aquel que con sus actos
obscurece tu radiante divinidad.
Por TodoAngeles.com