angeles

Buscar información sobre Angeles, formas de contactarlos y más

Buscar en Internet

    Revistas   Monografías   Clasificados





rss feeds RSS / /

Soñar con Angeles

Soñar con ángeles, significa que su alma está inquieta. Los ángeles simbolizan: la bondad, la pureza, el consuelo y la protección. Preste mucha atención al mensaje, que ellos le transmiten. Ese mensaje le ayudará a alcanzar la felicidad. Los sueños relacionados con ángeles, suelen aparecer cuando se está portando mal con el prójimo y se siente mal por ello.

Soñar que es un ángel, significa que se siente satisfecho por lo bien que se está portando.

Si sueña con 3 ángeles, es un sueño espiritual, mágico y feliz.

Soñar con un ángel que lleva un pergamino en la mano, es un sueño altamente espiritual. El le está mostrando el camino. Si consigue leer el mensaje escrito en el pergamino, sería muy importante y trascendental.

Soñar con ángeles u otros seres celestiales es uno de los mejores sueños que pueden presentarse, ya que pronostican salud a los enfermos, libertad a los pre­sos, recuperación en los negocios ruinosos; es decir, el fin de todos los problemas que en estos momentos atormentan al soñador.

Pero si los ángeles soñados están tristes, amenazadores o furiosos entonces el cambio en nuestro destino es para mal, y nos veremos mezclados en asuntos tur­bios o sometidos a graves perdidas.

En el fondo, este sueño nos descubre que en nuestra vida hemos llegado a un punto crucial en el que se nos abren nuevas posibilidades, capacidades en todos los terrenos, y que si somos capaces de asumirlas, junto a las responsabilidades que comportan (ángeles amables) nos llevarán directamente al éxito, pero que si no lo somos y renunciamos a estas posibilidades (ángeles tristes), hacia donde nos dirigiremos es al fracaso.

Pero en esto disyuntiva de caminos también se abren y con fuerza los caminos del alma y, con ellos, la posibilidad de una vida espiritual cuya riqueza es infinitamente superior a la de las riquezas a las que deberemos renunciar. En este caso, los ángeles amables reflejan nuestra entrega al Supremo, y los ángeles tris­tes a nuestros temores e inseguridades.
Por Esteban