Llamar a los Ángeles requiere de mucha paciencia, dulzura y también responsabilidad. Los seres de luz solo podrán acudir a ti una vez hayas hablado con el corazón, así que ten por seguro, que escucharán a los más esperanzados, a los dolientes, a los que se sienten desamparados, a los que aman.

Siempre podrás colocar querubines de cristal en tus decoraciones de Navidad para llamarlos y hacer que bendigan a todos tus seres queridos, pero antes de nada, purifica esa mesa con un incienso floral que ellos amarán.

Los Ángeles aman las flores, así que coloca pétalos naturales por todas ellas. También podrás colocar algunos caramelos naturales hechos en casa, ya que será la mejor manera de atraerlos, sobre todo si tienen miel y plantas. No utilices caramelos que tengan gelatina animal. ¡Será tan fácil que atiendan a tu llamada y te acompañen en las cenas y celebraciones de estos próximos días festivos!